KYOCERA y Pinardi se unen por las meriendas infantiles

28 de abril de 2014

Casi 60 menores se benefician de una iniciativa que busca garantizar el acceso a los alimentos básicos y crear buenos hábitos alimentarios. Pinardi, una vez más, cuenta con la colaboración de KYOCERA Document Solutions para luchar contra las dificultades de los colectivos en situación de riesgo social.

Durante este curso, PINARDI y KYOCERA Document Solutions España S.A. han puesto en marcha una iniciativa que pretende reducir la situación de pobreza en la que se encuentran muchas familias de la Comunidad de Madrid, y por la que se ven afectados muchos niños y adolescentes del barrio.

Para ello, Pinardi ha diseñado un proyecto para garantizar el acceso a la merienda de todos los niños y adolescentes que participan de las actividades del programa de atención socioeducativa durante las tardes. Kyocera, ha querido sumarse a esta experiencia a través de la recogida de alimentos entre todos los empleados; alimentos que después son entregados por los mismos trabajadores mensualmente en una acción de voluntariado en el proyecto de apoyo escolar durante el recreo.

Esta experiencia se ha puesto en marcha en Valora (Parla). Este proyecto atiende a más de cincuenta adolescentes durante las tardes. Y desde que se pusiera en marcha esta colaboración, han participado ya más de diez voluntarios de la empresa en la entrega de meriendas.
La merienda, que se ofrece diariamente a los destinatarios, consigue además -a través del trabajo de los educadores de Pinardi- fomentar los buenos hábitos alimenticios y contribuye a la educación para la salud de estos menores. Un espacio para aprender a llevar una dieta sana y coger las fuerzas para realizar las actividades de estudio y juego que requieren los menores a esta edad. Una realidad que desde Pinardi se presume como “necesaria en este momento, donde muchas familias de clase media han experimentado un descenso social, y aquellas que ya contaban con una situación de dificultad económica han visto precarizada aún más su economía”.

Esta iniciativa forma parte de todo el trabajo integral que desde Pinardi, se realiza durante las tardes con adolescentes de entre 12 y 16 años de edad, y que va desde el refuerzo educativo, la educación en valores, las actividades lúdicas y deportivas hasta el acompañamiento familiar y psicológico. Desde comienzo de este curso también apoya las necesidades básicas, ya que “veníamos observando que los chicos muchas veces sólo realizaban una comida al día y, en ocasiones, el aporte nutritivo era muy bajo, lo cual hacía que los menores se mostraran fatigados. Y no es la única necesidad, la mayoría de las familias que acuden a Pinardi están teniendo dificultades para pagar la vivienda, los suministros, los colegios, comedores, etc. Actualmente contamos con un programa de becas para apoyar a los jóvenes con transporte y acceso a material formativo para que puedan continuar su formación básica de graduado en ESO o de capacitación profesional” resalta la entidad.

Para KYOCERA, esta acción forma parte del plan de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa, con la que se pretende a la vez sensibilizar a sus empleados de la realidad social de los niños de esta comunidad mientras se ayuda a los más desfavorecidos. KYOCERA Document Solutions colabora además con Pinardi en otros muchos proyectos sociales para ofrecer oportunidades a los colectivos en situación de riesgo de exclusión.

Isabel Fernández, responsable de comunicación de KYOCERA Document Solutions en España y voluntaria en esta iniciativa, asegura que “es una experiencia enriquecedora y necesaria. Los jóvenes son la base de nuestro futuro, y tenemos la obligación de ayudarles en su formación y necesidades básicas. Está siendo una experiencia muy enriquecedora para ambas partes, ya que, si bien nosotros les aportamos alimentos para su merienda, este grupo de adolescentes nos da una lección de alegría y de agradecimiento cada vez que compartimos una tarde con ellos.

Desde que se crearon las meriendas con la plataforma social Valora de Pinardi, todos los empleados se han volcado por completo en participar trayendo alimentos y muchos también han querido ser voluntarios. En Kyocera tenemos intención de seguir colaborando con Pinardi en esta y otras iniciativas dirigidas a este colectivo porque nos sentimos especialmente sensibilizados con los niños y los adolescentes”.



Scroll to top